domingo, 31 de julio de 2011

Sánchez-Albornoz y la unidad de Castilla en una sola CCAA.

Por Javier Martínez

'Por la Castilla total'

Por su interés, reproducimos aquí integramente la carta-manifiesto publicada por el historiador don Claudio Sánchez-Albornoz el 4 de noviembre de 1980, titulada 'Por la Castilla total' en defensa de la unidad de ambas Castillas y León en una única comunidad autónoma española:

"Maldición para los que se opongan a la unión de los hermanos de León y Castilla"

Sr. Iglesias Carreño:
Amigo y paisano. Conozco bien la historia de los reinos de León y Castilla. Le he consagrado mi vida desde antes de que Vd. naciera probablemente, pues inicié mis investigaciones en 1921. He tenido gran devoción por las cosas leonesas. Se  están repitiendo las ediciones de mis 'Estampas de la vida en León hace mil años', cuya primera edición data de 1926; fue mi discurso de ingreso en la Academia de la Historia. Y he citado varias veces a Zamora. Supongo que conocerán Vds. mi lejana monografía 'La batalla del foso de Zamora' (902). Tengo por tanto autoridad para hablar del ayer, de nuestra tierra de León y Castilla unidas por la geografía, la raza y la historia.

Unidos castellanos y leoneses en 1230 hicimos juntos las grandes conquistas del XIII y padecimos y gozamos en los mismos problemas. Con todas nuestras prolongaciones históricas fuimos explotados fiscalmente en los siglos XVI y XVII mientras las gentes de la corona aragonesa no pechaban apenas. Ha llegado la hora de defendernos unidos, castellanos y leoneses, de un nuevo tremendo peligro. Unidos sobreviviremos; separados seremos piltrafas de las comunidades autónomas: Cataluña, Euskadi y Galicia. Las ocho provincias andaluzas, asunto otrora de diversos y muchas más diferenciadas que las de León y Castilla, han sabido unirse.
Solo prietamente hermanadas León y Castilla pesaremos en la España en formación.


"fuimos explotados fiscalmente en los siglos XVI y XVII mientras las gentes de la corona aragonesa no pechaban apenas"

Depongan Vds. egoísmos y ambiciones personales. Déjense de hacer elucubraciones históricas. La meseta del Duero constituye una unidad. Y únanse todos, leoneses y castellanos. Formen un frente cerrado y poderoso para constituir una región autónoma que pueda defenderse de los zarpazos de los demás y mirar el porvenir con esperanza. Si por mí fuera constituiríamos una unidad desde el Cantábrico a Andalucía. Pero todos ahora quieren ser cabeza de ratón. Están intentando, organizar una región autónoma, La Mancha. ¿Seremos castellanos y leoneses tan cretinos que no sepamos formar una fuerza que pese en España?. Nuestros hijos y nuestros nietos nos maldecirán si por ambiciones personales, siempre bastardas, dejamos pasar la coyuntura actual.Y perdonen mi franqueza. Me acerco a los ochenta y ocho años. No tengo otra ambición que contribuir a la gloria de España y de nuestra tierra castellano-leonesa que hizo a España. Unidos, adelante. Maldición para los que se opongan a esta unión de los hermanos de León y Castilla.Un abrazo de su paisano y amigo.
Claudio Sánchez-Albornoz

"Si por mí fuera constituiríamos una unidad desde el Cantábrico a Andalucía."

Carta pública, de Don Claudio Sánchez Albornoz y Menduiña, en El Correo de Zamora, 4/11/1980, a Don Francisco Iglesias Carreño, secretario general del localista Partido Regionalista del País Leonés, en plena efervescencia autonómica. Don Claudio, los nietos ya estamos maldiciendo la gran chapuza autonómica que troceó a Castilla en hasta cinco regioncillas inoperantes, irrelevantes, gravemente ninguneadas, sin peso específico ni político, ni económico ni cultural ni nada de nada, todo por la ambición personal de cuatro pelagatos localistas que crearon un mapa/modelo autonómico que no ha durado 25 años. Estamos en quiebra técnica, CLM es una ruina al igual que La Montaña, ahora Cantabria, cuna de Castilla. ¡Cuánta razón la suya! Va por usted.

Busto en Ávila de don Claudio Sánchez Albornoz
(Madrid, 7 de abril de 1893 – Ávila, 8 de julio de 1984), insigne medievalista, doctor historiador y político, fue  catedrático de Historia en las universidades de Barcelona, Valencia, Valladolid y Madrid. Su vida política, liberal de convicciones democráticas y republicanas, fue intensa. En 1926 entra en la Real Academia de la Historia. Rector de la Universidad Central de Madrid entre 1932-34. Diputado por Ávila entre 1931 y 1936, Ministro de Estado en 1933, Vicepresidente de las Cortes en 1936, Consejero de Instrucción Pública entre 1931 y 1933, y Embajador de España en París y Lisboa. Tras la guerra civil española parte hacia el exilio en Argentina, siendo profesor de Historia en las universidades de Mendoza y Buenos Aires, donde fundó el Instituto de Historia de España y la revista ‘Cuadernos de Historia de España’.
En Argentina desempeñó la jefatura del gobierno en el exilio (1959-1970). En 1976, después de la muerte del general Franco, regresó a España, aunque no lo hizo con carácter definitivo hasta 1983, viviendo en Ávila, donde falleció un año después. Su labor como historiador ha dejado numerosas pruebas de su erudición y sabiduría. Creó en Buenos Aires el Instituto de Historia de España, y entre sus numerosas obras cabe citar ‘En torno a los orígenes del feudalismo’,Viejos y nuevos estudios sobre las instituciones medievales españolas’, y ‘España un enigma histórico’.

Mapa comarcal aproximado de Castilla: 142 comarcas, de las cuales 96 en el Cantábrico, valle del Ebro y submeseta septentrional, y 46 en la submeseta meridional (incluye la comarca de Requena-Utiel, en Cuenca, y la Sonsierra, en Logroño).

Mapa de la Castilla y el León nucleares (Castilla la Vieja + Castilla la Nueva + León) tal y como quedaría, en una hipotética reunificación, en una misma comunidad autónoma (incluye la comarca conquense de Utiel-Requena hoy en Valencia).
******
Hermanos de Castilla: ¿será posible que no se den cuenta del inmenso daño que están haciendo a nuestra tierra con su inconsulta actitud? Cataluña, Galicia, Euskadi...autónomas y, enfrente, tres o cuatro regiones castellano-leonesas separadas, hostiles.
Han llegado a calificar de "bodrio" la unión de Castilla con León. Durante siglos León y las dos Castillas hemos estado llevando y soportando la carga del imperio español y hemos sido explotadas. Lo somos ahora y lo seremos mañana por esas regiones citadas.
Sólo unidos, hermanados como la historia y la geografía hermanan, podremos defendernos de las dentelladas de otros [...] es cruelísima la responsabilidad que tienen quienes pugnan por fraccionarnos -es risible hacer una región federal de La Mancha-. Por encima de ambiciones personales está nuestra amadísima tierra. Más separa a los antiguos reinos andaluces: Jaén, Córdoba, Sevilla y Granada, mucho más que a castellanos, y se han unido inteligentemente [...]Carta de Claudio Sánchez-Albornoz. 1980.
******
Regreso de don Claudio Sánchez Albornoz a España tras 40 años en el exilio y emotivas palabras al pie del avión.
******
“Oscilo entre el optimismo y el pesimismo al pensar en España […] Hemos sido siempre así un pueblo áspero y difícil. Hay que poner el hombro y sacar a flote España, y dentro de ella, a nuestra Castilla. Siempre estoy pluma en ristre para la defensa de ambas”
(Sánchez-Albornoz, en su última carta, 30/09/1981)

******
"Castilla hizo a España y España deshizo a Castilla"
(Claudio Sánchez Albornoz, político e historiador, en el parlamento español, 1931)

"Hay que conseguir que Santander y Rioja no se separen de Castilla y León. Todo esto se debe a intereses de personas y grupos... Ninguna región puede explotar a otra, y Castilla y León, ha sido siempre explotada. Es muy importante que Castilla y León obtenga autonomía de primera...No dejéis de luchar por ello".
(Claudio Sánchez Albornoz, político e historiador, cartas a los castellanos en la prensa ¿?, 6/11/1979)

"Castilla hizo a España y España deshizo a Castilla y sigue deshaciéndola…"
(Claudio Sánchez Albornoz, político e historiador, carta a los castellanos en la prensa ¿?, 1980. ¿Año 1931, en el Parlamento español?)

"Sigo con angustia las cosas de España. El problema vasco me parece el cáncer de nuestra patria. No sé cómo vamos a poder salir de él. Rusia se mueve detrás del golfo de Vizcaya, creando una nueva Cuba para amenazar a España, Francia, Inglaterra..., en definitiva a la Alianza Atlántica. Adoro a mí patria, y de ella, particularmente a Castilla y León. Hemos sido el sostén y a la vez la víctima de España".
(Claudio Sánchez Albornoz, político e historiador, cartas a los castellanos en la prensa ¿?, 18/03/1980)

"Recibo información de que los vascos no solo quieren absorber a Navarra, sino a la Rioja. Juntos navarros, aragoneses y riojanos organicen actos. Creo que los castellanos debemos ayudarles sin reserva. Los vascos van, si triunfan, a hundir a Castilla. Muy importante es obtener la autonomía castellana, pero más importante es que no surja una autonomía como la que proyectan los vascongados...[con Navarra y La Rioja] Si los castellanos cortásemos los cables que llevan a Vizcaya la electricidad de los saltos del Duero, se paralizarían las industrias vascas. Si llega el caso, habrá que poner aduanas en torno a ellos. Bueno, soy archiespañol. Comprendo que podamos vivir organizados en regiones, pero que ninguna pueda explotar a otra. Castilla ha sido siempre explotada. ¿Se merendarán los vascos a Navarra? Que Castilla y León procure ayudarles a los amigos navarros"
(Claudio Sánchez Albornoz, político e historiador, carta a los castellanos en la prensa ¿?, 18/03/1980)

"Los castellanos hicimos España y mantuvimos con nuestra sangre y con nuestros bienes las gestas gloriosas hispanas. He destacado que nuestra contribución al erario en el curso de las mismas igualó casi a las sumas de oro y de plata llegadas de América, y Castilla se empobreció y se agotó. Tenemos una larga cuenta contra algunos pueblos de España. La hora es crítica. He defendido la República Federal en mí 'Testamento histórico-político', pero ello implica igualdad de derechos entre todas las regiones. Ella debe ser nuestro norte en el mañana próximo. Mil veces he registrado la definición de Kant de que ‘La libertad de cada uno coexista con la libertad de los demás en un régimen común de libertad’. Debemos tomarla como base de la articulación estatal de la patria grande de España. Inscribamos esta idea de igualdad regional en nuestros corazones y defendamos tal principio con el coraje con que los castellanos hemos sabido pelear otrora. Cuidado, defendámosla inteligentemente. El toro embiste al trapo rojo, pero es a la postre estoqueado. Nosotros debemos imponernos al ímpetu primario y debemos batallar con las dos armas siempre eficaces del talento y el arrojo, más que gritos elogiosos a nuestros héroes. Sepamos pelear con la astucia y la decisión que las horas actuales requieren para interrumpir la curva descendente de Castilla. Y cuando escribo esto me refiero, claro está, a León, a Castilla la Vieja y a las Castillas sureñas, hermanas nuestras y con los mismos problemas históricos que nosotros".
(Claudio Sánchez Albornoz, historiador y político, 27/04/1980)

"Un memorable discurso de Ortega en una memorable madrugada echó por tierra el proyecto de república federal que patrocinaba la mayoría como fórmula constitucional en 1931. Ortega argüía: la federación puede y debe ser fórmula para unir lo que no está unido, no para articular lo que tiene ya siglos de unión."
(Claudio Sánchez Albornoz, Mi testamento histórico-político)

"Castilla nunca fue centralista ni se impuso a las demás regiones levantinas, sino por sus hazañas europeas y americanas y por la superioridad de sus pensadores, sus artistas... Castilla y León no constituyen una nación ni pueden aspirar a constituirla. Son el cogollo, la raíz, la levadura de la gran nación, hechura suya: España. Hablar de nacionalismo castellano me parece una blasfemia. Hermanos castellanos, olvidemos esta denominación y hablemos de autonomismo. Castilla-León tienen el derecho a vivir su propia vida política dentro de España. Hicimos a España y debemos pelear con uñas y dientes para mantenerla enhiesta. Pero tenemos derecho a no dejarnos explotar por otras regiones. En España no hay naciones, aunque algunos saquen el pecho fuera para gritar orgullosos que sus pagos constituyen una nacionalidad... No podemos consentir seguir siendo explotados en beneficio de las otras tierras de España. Que puedan hablar sus lenguas vernáculas. Enhorabuena: hablan la nuestra trescientos millones de hombres por obra de las gestas heroicas de los conquistadores de América para España. Mañana se hablarán en el mundo inglés, ruso y chino [...]
“¿Porqué van a gozar perdurablemente en Euskadi de la electricidad que producen los saltos del río padre de Castilla?”.
"Que Dios salve a nuestra Castilla y a nuestra España... A una España libre y democrática, y a una Castilla unida al hermano León y a cuantos quieran seguir sus mismas sendas. Para ello, los castellanos-leoneses tenemos el deber sagrado de superar ambiciones personales y de renunciar a capillas y a capillistas que han surgido entre nosotros".
(Claudio Sánchez Albornoz, 14/10/1980)

"Algo es sin embargo seguro: Castilla no forzó a ninguno de los pueblos peninsulares a renunciar a su personalidad histórica para hacer a España. Y enfrentando la afirmación de Ortega y Gasset: 'Castilla hizo a España y la deshizo', como ayer en las Cortes Constituyentes, me permito hoy aseverar: 'España deshizo a Castilla'.
Se ha acusado y sigue acusándose a Castilla desde Cataluña y Vasconia y hasta desde Galicia, de haber aplastado sus libertades antañonas, por obra de su centralismo político  y de su espíritu imperialista dentro de la Península. ¡Castilla centralista! Peregrina tesis. Sabemos cuáles fueron las capitales de Cataluña, Aragón, Navarra y Portugal y que en esos reinos la vida giró en torno a la ciudad umbilical donde el gobierno residía. El de Castilla peregrinó sin reposo del Cantábrico hasta Andalucía; fue no menos trashumante que nuestros rebaños de merinas. ¿Dónde estuvo el centro y la capital de Castilla antes de que Felipe II estableciese en Madrid la corte de su compleja monarquía, extendida por tres continentes?
Ni Castilla impuso un centro político a España - fue Felipe II quien, obligado a luchar por líneas exteriores, fijó en Madrid la sede de su gobierno- ni los castellanos practicaron en la Península una política imperialista. Nadie discute hoy que la lengua de Castilla triunfó de las otras hablas peninsulares, no por imposición oficial alguna sino por el peso específico de los ingenios que en ella escribieron. Fue enorme el desnivel que apartó a los hombres de letras de la gran Castilla, que iba desde las playas cantábricas hasta el Peñón de Gibraltar, de los escritores de los otros pueblos españoles durante los siglos XVI y XVII, en que empezó a hacerse España.
Y sólo enardecidos por una sañuda emulación, hija de la hispana pasión y del hispano orgullo que torturan por igual a todos los peninsulares, pueden hablar de su sojuzgamiento por Castilla, catalanes, vascos y gallegos. Los vascos han llegado al siglo XX gozando de todos los privilegios de los castellanos y sin levantar ninguna de sus cargas. Los gallegos no tenían libertades que perder, porque desde siempre habían vivido sometidos al señorío de obispos, abades y nobles -nunca estuvo Galicia representada en las cortes castellanas porque sólo acudían a ellas los concejos urbanos libres y ninguno lo era allende el Cebrero- y han continuado hasta ayer dominados por sus nuevos señores, los caciques; por caciques de su tierra, no por caciques castellanos, importa recordarlo. Y si Cataluña  perdió sus fueros, no fue por obra de Castilla sino del primer Borbón de España. Los castellanos fueron sujetados por la realeza antes que ningún otro pueblo hispano, sin que en el duro trance del alzamiento de las Comunidades recibieran socorro ni aliento de quienes después hubieron de seguir su misma suerte. 
Y si todos nos abandonaron en aquella hora crítica, sobre Castilla gravitó en seguida la carga inmensa de la política imperial de España; de una política que los españoles habíamos heredado de la Corona Aragonesa y en especial de Cataluña. Los Austrias llegaron a reinar sobre España porque Fernando el Católico procuró vincularse con los enemigos de la tradicional enemiga de sus reinos patrimoniales, Francia. Castellanos y franceses habían sido en cambio aliados durante más de dos siglos y habían peleado juntos muchas veces. Carlos V y Felipe II fueron los legítimos continuadores de la política de los grandes reyes catalanes, Pedro III y sus hijos; no de los soberanos de Castilla. Y sin embargo a ésta tocó sacrificarse en empresas que le eran ajenas. España ha sido obra de todos los pueblos que de ella forman parte; pero el abandono en que todos dejaron a Castilla la hundió en el abismo. Por eso dije en 1931 y digo hoy que España deshizo a Castilla"
(Claudio Sánchez Albornoz, en 'España, un enigma histórico')
******

40 comentarios:

  1. Una única comunidad autónoma castellana, especialmente si engloba a León, me parece demasiado grande, más que Andalucía incluso, especialmente en extensión. Nadie lo permitiría.
    Eso sí, teniendo en cuenta la poca población que tendría, debido a la despoblación, sí tendría algún sentido.

    ResponderEliminar
  2. Somos nosotros quienes debemos unirnos, digan el resto lo que digan, no es asunto de ellos, no les incumbe. ¿que habría oposición? sí, ¿y qué? ¿les vamos a permitir ingerencias? España está hecha unos zorros, nadie da un duro a largo plazo por ella, y pese a que la ruptura sería un desastre, conviene anticiparse y crear una administración castellana integral fuerte también por eso. Sds. castellanistas.

    ResponderEliminar
  3. Va a ser que no.

    Fdo: un leonés.

    ResponderEliminar
  4. Para tu conocimiento, 'Don Claudio' después de repetir 'vascos y catalanes' con motivo del mapa autonómico se acercó al PP,como el PANCAL, integrándose en el PANCAL. Y no hace falta recordaos lo que supone el PPSOE para vuestra Castilla.

    Con Castilla. Va a ser que no.

    Fdo: un leonés.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. NUEVO MUNDO DIÓ COLÓN
      A CASTILLA Y LEÓN.

      Eliminar
  5. *integrándose en el PP.

    Una errata.

    ResponderEliminar
  6. ¿Ah pero que ya existía el PP?

    ResponderEliminar
  7. EL PANCAL SE ASIMILÓ AL PP.

    Como no podría ser de otra forma con los nacionalistas españoles castellanistas.

    ResponderEliminar
  8. No puede/podía ser de otra forma, ¿y eso quien lo dice tú?

    ResponderEliminar
  9. Lo dice la misma historia del PANCAL. No era más que españolistas -esos que son los responsables de la situación de tu Castilla- que como salida a la crisis identitaria de España empezaron a elucubrar planteamientos políticos para defender España. Es decir, el imperio y su visión desde la corte madrileña.

    Yo no puedo decir más que el estar en CyL lo que me supone es sentirme un 'peri' como usted dice y ver que el centro peninsular es el que nos esquilma...nuestra cultura la niega, y nos despoja de la prosperidad Valladolid-Madrid. El oeste peninsular es nuestro ámbito natural. Y es a donde nos tenemos que aferrar...no a territorios tan extraños y lejanos como 'Cuenca'.

    ResponderEliminar
  10. Lo de 'peri' no es invento mio, pero me gusta, a fin de cuentas es una simple contracción de 'periféricos' concepto geográfico, no peyorativo, con el que referirse a todos ellos de forma abreviada. Nada que ver con 'maketos', 'xarnegos', 'xurros', etc. que si son peyorativos. León, mal que le pese, está en el interior. En cuanto a lo de que el interior les esquilma, le invito a demostrarlo, en cuyo caso le daré la razón. por de pronto, año tras año, la Junta de CyL es en la provinvia de León donde más invierte... supongo que no será debido a las lloreras de algunos, sino a causas perfectamente justificadas. Por otro lado le recomiendo que viaje un poco, verá que Cuenca no es un territorio ni lejano ni extraño, nunca fue de León, cierto, pero eso no impide que tengamos en el escudo provincial la cuartelada. Como veo que le gusta el hilo, prometo ampliarlo. Por cierto, Sánchez-Albornoz aceptó el cargo de presidente honorífico del Pancal, nada más, al final de su vida. Sds.

    ResponderEliminar
  11. León es interior, si, pero como Ourense. interior...como Lleida o Navarra. León está en el oeste peninsular.


    Mira, la junta del ente autonómico hace marketing con las cifras e intenta maquillarlas. Y te lo digo porque es algo muy comentado por estas tierras. Hay presupuestos que no meten cuando lanzan esas serie de cifras. La realida es que Valladolid-Palencia-Burgos se llevan toda la inversión.

    ¿Pero qué me cuenta de la cuartelada?. La cuartelada está igualmente en Galiza o en Andalucía. No me representa más ese bandera o escudo que a un galego o a un asturiano. Y sí, viajo bastante como para conocer y reconocer las diferencias y similitudes.

    Sánchez Albornoz era una cara famosa de ese partido y era de esa tendencia, del PANCAL. Es decir, SANO REGIONALISMO.

    ResponderEliminar
  12. Sánchez Albornoz aceptó, al final de su vida, el cargo honorífico de presidente de honor del PANCAL. Punto.

    ResponderEliminar
  13. Sánchez Albornoz quedará ligado para siempre al PANCAL. No obstante Sánchez Albornoz como el PANCAL eran lo que eran ideológicamente.

    ResponderEliminar
  14. Como queda claro, no hace falta que León sea castellano, que no lo es, para mantener ligado su futuro a Castilla. Siempre fue así, siempre lo entendieron como conveniente los leoneses y sus hermanos castellanos. León no es Castilla, ¿y qué? León con Castilla... y Castilla con León en una de las uniones-alianzas más perdurables y exitosas que la humanidad ha conocido.

    ResponderEliminar
  15. Sellao y escrito

    http://juangregorioaviles.wordpress.com/2012/05/22/castilla/

    ResponderEliminar
  16. http://castella-prima-vocce.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  17. A vosotros os esquilma Madrid... ¿quién va a instalar nada a 200km cuando se puede hacer en la capital?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es decisión de cada individuo/empresa y nada tiene que ver con ser esquilmado. No finja preocuparse por nosotros, no cuela.

      Eliminar
  18. Deje que seamos nosotros solitos quien averigüemos quien nos esquilma. ¿Quién va a instalar nada a 200km de Madrid? pues exactamente el 85% aprox. de los españoles se han instalado fuera de Madrid.

    ResponderEliminar
  19. También existe la carta pública de Iglesias Carreño (D. Francisco) a Sánchez Albornoz y Menduiña (D. Claudio).Al comparar las dos se pueden sacar las valoraciones oportunas.

    ResponderEliminar
  20. No es hora ya de saber que
    puso en su respuesta,que la dío,
    el profesor Iglesias Carreño (D. Francisco)

    ResponderEliminar
  21. Creo que se lee perfectamente que esta carta va dirigida a Iglesias Carreño en particular, y a sus escasos seguidores en general. Por cierto, ese señor era un profesor de física de bachillerato algo tarumba metido a disgregador con el 'éxito' que todos conocemos. No tengo cartas de éste señor. Pero si usted las conoce, no cuesta nada colgarlas en internet y difundirlas. Saludos.

    ResponderEliminar
  22. La carta pública de Iglesias Carreño (D. Francisco) esta en la red.

    Lo cabal sería que se publicaran juntas.

    [Me abstengo de opinar sobre los otros comentarios que se han puesto ]

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo cabal, como usted dice, es que si la conoce, sabe donde puede consultarse y la cree de interés, ponga usted el enlace, en lugar de dar lecciones.

      Eliminar
    2. Lo que toca es en realidad afirmar que el tal Sanchez Albornóz esta a favor del bodrio de "Castilla y León". La carta que en este articulo se expone no es para crear una gran Castilla, sino para impedir que las tres provincias leonesas no tuvieran sus constitucional autonomía. Es más, que el primero que estaba por la labor de trocear y arrejuntar territorios castellanos era Sanchez Albornoz.

      Así le ha ido siempre de mal al castellanismo, juntándose con pancastellanista o con españolistas.

      Eliminar
    3. Sabes perfectamente que Sánchez-Albornoz peleó por bastante más que por la actual CyL. Mintiendo, u opinando sin saber, te denigras. La reunificación de Castilla en una CCAA, o al menos la parte nuclear del viejo reino, no se justifica en criterios regionales sino de conveniencia político-económica. Si el criterio fuese el regional, efectivamente, León bien podría ir por separado, y Castilla la Vieja de Castilla la Nueva. Pero no es el criterio elegido. Si hacemos algo, que sea algo viable porque para lo contrario ya tenemos las actuales CCAA, y dividirse aún más es suicidarse más rápidamente. Saludos.

      Eliminar
  23. Cada día que pasa la figura de D. Claudio me parece más grande. Maesto por antonomasia de la historiografía española, liberal y republicano exiliado y coherente, que no regresó a España hasta la transición. Y castellano leal. Una de las pocas voces que han salido en defensa de la Castilla maltratada en curiosa pinza por el Estado y por los peris al mismo tiempo. La primera entrada de mi Blog, está dedicada a él. http://voz-castellana.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con su permiso, paso a añadir la cita de Sánchez Albornoz que ha recopilado. Saludos.

      Eliminar
  24. Como no. Y muchas gracias a Vd. por tomarse el esfuerzo de sacar adelante este blog. Y hacerlo de una manera tan rigurosa y diligente, tanto en las presentaciones como sobre todo en los contenidos. Es una delicia leerlo. Saludos.

    ResponderEliminar



  25. 2 | andrés - 14/7/2013 - 18:03

    EL CORREO DE ZAMORA 4-11-1980 .

    Don Claudio Sánchez Albornoz escribe a Iglesias Carreño .. .

    “Maldición para los que se opongan a la unión de los hermanos de León y Castilla” .

    Don Claudio Sánchez Albornoz, nuestro eminente historiador, residente actualmente en Argentina , a escrito a Don Francisco Iglesias Carreño, secretario general del Partido Regionalista del País Leonés, la siguiente carta, de la que nos ha sido enviada una fotocopia junto con el deseo de Don Claudio de que sea publicada:

    Sr. Iglesias Carreño: .

    Amigo y paisano. Conozco bien la historia de los reinos de León y Castilla. Le he consagrado mi vida desde antes de que Vd. naciera probablemente, pues inicié mis investigaciones en 1921. He tenido gran devoción por las cosas leonesas. Se están repitiendo las ediciones de mis “ Estampas de la vida en León hace mil años”, cuya primera edición data de 1926;fue mis discurso de ingreso en la Academia de la Historia. Y he citado varias veces a Zamora. Supongo que conocerán Vds. Mi lejana monografía “La batalla del foso de Zamora”(902). Tengo por tanto autoridad para hablar del ayer de nuestra tierra de León y Castilla unidas por la geografía , la raza y la historia.

    Unidos castellanos y leoneses en 1230 hicimos juntos las grandes conquistas del XIII y padecimos y gozamos en los mismos problemas. Con todas nuestras prolongaciones históricas fuimos explotados fiscalmente en los siglos XVI y XVII mientras las gentes de la corona aragonesa no pechaban apenas. Ha llegado la hora de defendernos unidos castellanos y leoneses de un nuevo tremendo peligro.Unidos sobreviviremos; separados seremos piltrafas de las comunidades autónomas: Cataluña, Euzkadi y Galicia. Las ocho provincias andaluza, asunto otrora de diversos y muchas más diferenciadas que las de León y Castilla , han sabido unirse. Solo prietamente hermanadas León y Castilla pesaremos en la España en formación. .

    Depongan Vds. egoísmos y ambiciones personales. Déjense de hacer elucubraciones históricas. La meseta del Duero constituye una unidad. Y únanse todos leoneses y castellanos. Formen un frente cerrado y poderoso para constituir una región autónoma que pueda defenderse de los zarpazos de los demás y mirar el porvenir con esperanza. Si por mí fuera constituiríamos una unidad desde el Cantábrico a Andalucía. Pero todos ahora quieren ser cabeza de ratón. Están intentando, organizar una región autónoma, La Mancha. ¿Seremos castellanos y leoneses tan cretinos que no sepamos formar una fuerza que pese en España ¿.Nuestros hijos y nuestros nietos nos maldecirán si por ambiciones personales, siempre bastardas, dejamos pasar la coyuntura actual.

    Y perdonen mi franqueza. Me acerco a los 88 años. No tengo otra ambición que contribuir a la gloria de España y de nuestra tierra castellano-leonesa que hizo a España. Unidos, adelante. Maldición para los que se opongan a esta unión de los hermanos de León y Castilla. .

    Un abrazo de su paisano y amigo. .
    Claudio Sánchez Albornoz.

    Nota: Esta carta pública, de Don Claudio Sánchez Albornoz y Menduiña ( de fecha 4-11- 1980), en El Correo de Zamora , fue contestada en este periódico ( con fecha de 5-11-1980) por Don Francisco Iglesias Carreño

    ResponderEliminar

  26. [1] EL CORREO DE ZAMORA 5-11-1980
    Carta de Francisco Iglesias Carreño

    Estimado Sr. Director:

    Quisiera agradecer públicamente la deferencia que, para mi persona, ha tenido Don Claudio Sánchez Albornoz, no solo por lo que su nombre puede decir a los interesados en los temas históricos, sino también para aquellos que se dedican al tema, amplio tema, de la cultura y al de la política.

    Citar la andadura en el campo histórico de Don Claudio Sánchez Albornoz sería caminar hacia las raíces de la nación española, que magistralmente él ha situado en el reino Astur y en el reino de León. Citar su andadura política, es bucear en ese pasado político de España que, aunque ciertamente próximo, no deja por ello de sernos oscuro. En ambas situaciones Don Claudio Sánchez Albornoz y Menduiña, ha demostrado una línea de coherencia que merece el respeto y la consideración de propios y extraños, con independencia de que sean asumidos sus postulados, tanto en el campo de la historia como en el de la política. Particularmente quiero expresar públicamente ese respeto y consideración a su persona, al mismo tiempo que mi discrepancia sobre los postulados que en su carta se formulan.

    La valiente actitud que Don Claudio Sánchez Albornoz y Menduiña ha demostrado a lo largo de su dilatada vida como historiador en la defensa de aquellos conceptos y situaciones históricos que, a su juicio, merecían ser tenidos en consideración, debiera dar pie a que, otros colegas suyos, no se escondieran en el prudente anonimato de “a ver qué pasa” en un tema, tan trascendental, como es el autonómico. Que se acierte en el diagnostico o no, no es la cuestión, lo interesante es la exposición y debate público de la misma.


    Francisco Iglesias Carreño
    Nota: Esta carta pública, de Don Francisco Iglesias Carreño a Don Claudio Sanchez Albornoz y Menduiña ( de fecha 5-11- 1980), es constestación/réplica a la escrita por Don Claudio Sanchez Albornoz y Menduiña en El Correo de Zamora ( con fecha de 4-11-1980)

    ResponderEliminar
  27. [2] EL CORREO DE ZAMORA 5-11-1980
    Carta de Francisco Iglesias Carreño

    Estimado Sr. Director:

    Ciertamente he recibido la carta que se ha difundido en Zamora y fuera, tanto por la prensa como por la radio, y le debo una contestación a Don Claudio Sánchez Albornoz y Menduiña, contestación que aún no tenía escrita por un simple motivo, que a continuación señalo y que no es otro que el haberme sido comunicada la redacción de la misma por vía telefónica, antes de recibirla en mi domicilio, por medio de una tercera persona, ligada a un determinado grupo político que, con sello nacionalista, defiende la autonomía unida de Castilla con León prefijada por los partidos centralistas, el cual, después de su lectura, me señaló, que sería dada a la publicidad en seis o siete medios de ámbito nacional, lo cual le indique que me parecía , no solo oportuno, sino bien.
    (Sobre esta curiosa forma de comunicación epistolar no quiero poner ningún tipo de nomenclatura, lo que sí quiero que le quede claro a Don Claudio Sánchez Albornoz y Menduiña es que caso que él me lo hubiera indicado en su carta, cuya fotocopia adjunto a la presente, personalmente me hubiera preocupado de complacerle).

    Quiero discrepar, abierta y totalmente, sobre las aseveraciones que Don Claudio Sánchez Albornos y Menduiña, efectúa sobre egoísmos y ambiciones personales, a no ser que tal carácter lo adquieran aquellas entidades personas que por defender otro criterio no sigan su maestra línea. Las generalizaciones, por regla general, son injustas en muchos casos y en este en particular ¿Qué pensaría Vd. de mí si dijera que todos los monárquicos son buenos y todos los republicanos malos?. Por lo señalado , por Vd. Le quiero recalcar que malamente podemos deponer un egoísmo que no tenemos y sustentar una ambición personal que no alentamos.

    Me fue particularmente sorpresivo que Vd. ,en su carta, lance una maldición, yo a Vd. siempre lo había tenido por católico practicante y coherente con la formación religiosa que recibió en su juventud, que por un casual es la misma que yo he recibido.

    Reciba Vd. Don Claudio, el saludo y abrazo, con mi reiterado reconocimiento, que manda un leonés, de Zamora, a un castellano, de Madrid, a esas hermanas tierras americanas de Argentina.

    Francisco Iglesias Carreño
    Nota: Esta carta pública, de Don Francisco Iglesias Carreño a Don Claudio Sanchez Albornoz y Menduiña ( de fecha 5-11- 1980), es constestación/réplica a la escrita por Don Claudio Sanchez Albornoz y Menduiña en El Correo de Zamora ( con fecha de 4-11-1980)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece muy adecuada la respuesta de Iglesias Carreño (D. Francisco).

      Las REGIONES REPUBLICANAS del año 1931 deben permanecer ya que las mismas [tésis defendida por el propio Iglesias Carreño], son constitucionalizadas en 1978 y lo hacen(el día 6-12-1978), por decisión libre y soberana de la Voluntad de la Nación Española.

      Iglesias Carreño sostiene la a-constitucionalidad de los pactos de 1981, después del 23-F, entre UCD+PSOE.

      Hicieron, la UCD+PSOE, los que les vino en gana, sin control democrático ciudadano y con las instituciones asustadas,¡ y paralizadas! por el 23-F.

      Eliminar
    2. ¿Quién es hoy Iglesias Carreño? El mismo que ayer, un don nadie.

      Eliminar
  28. francamente, si se quiere reunificar Castilla se debe ampliar a la Comunidad de Cantabria (el puerto de Castilla), Murcia -que también se alzó en la guerra de los comuneros y Almeria -que nunca quiso ser andaluza (en el referendum de la autonomía votaron en contra)- así como Extremadura.
    Sin base histórica alguna gallegos quieren apropiarse de parte de Portugal, vascos de parte de Burgos y Catalanes de la Comunidad de Valencia y de parte de Murcia.
    Con más legimitidad castilla debe reclamar la reunificación de esos territorios, por tradición y por hitoria.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo pero añadiría Canarias (históricamente denominada Nueva Castilla del Atlántico) y Andalucía (idem Castilla la Novísima o Castilla Novísima). Castilla se entregó a España como nadie y España la trituró por exigencias periféricas.

      Eliminar
  29. Se trata de ser fieles a la realidad histórica de Castilla que ha sido dividida artificialmente en entes ajenos a toda realidad y verdad histórica.

    ResponderEliminar

Nuestros lectores tienen mucho que decir. A través de este formulario puede hacernos llegar sus comentarios para que sean publicados. Sé respetuoso y constructivo.
La bitácora no se hace responsable de las opiniones de los usuarios y se reserva el derecho a extractar o no publicar los contenidos que reciba.